MAPA BUENOS AIRES CHICOS - KIDS TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos
Noticias
27.06.2012
Mamás canguro
Un sistema que cobija con el calor materno a los bebés prematuros sin insuficiencias graves.

Aunque generalmente son vistos como un simpático animal que vive en Australia, los canguros son mucho más que eso. Son los únicos animales grandes que se desplazan dando saltos, valiéndose de sus poderosas patas traseras, y su gran y larga cola, que utilizan para lograr el equilibrio. Algunos pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora en distancias cortas, y mantener velocidades promedio de 40 kilómetros por hora durante 2.000 metros. Pero lo que verdaderamente los caracteriza es la gestación extrauterina, propia de todos los marsupiales, en la que la cría utiliza la bolsa marsupial de su madre como una verdadera incubadora viva.

Los seres humanos, que comparten con los marsupiales la categoría de mamíferos, también tienen una gestación intra y una extrauterina. Sólo hace falta pensar en la diferencia entre un niño recién nacido y otro mamífero (un perro, un mono, un cerdo) en las mismas condiciones: todos son capaces de arrastrarse o caminar y de mamar por sí mismos, excepto el bebé.

Inspirado en esta característica de los marsupiales, fue que a finales de la década de 1970, el médico colombiano Edgar Rey Sanabria desarrolló e implementó el método "Madre canguro", que consiste en mantener a un bebé recién nacido, especialmente en casos de nacimiento anticipado, recostado sobre el tórax de su madre, en posición vertical y con poca ropa -apenas un pañal, un gorro para cubrir la cabeza y medias para cubrir los pies-, para que esté en contacto directo por la piel con su procreadora.

La ventaja de este método se basa en que cuando los únicos problemas del recién nacido son su termorregulación y que aumente de peso, la madre (o el padre) puede funcionar como una incubadora viva y ser su fuente humana de calor directo, evitando la separación que implica la estadía en una incubadora tradicional. Si los recién nacidos prematuros son capaces de succionar, deglutir y respirar coordinadamente, y la única razón para prolongar la estadía en un hospital es ganar peso, el programa puede aplicarse, evitando así una separación prolongada entre el bebé y su familia.

Rey Sanabria, en aquel momento pediatra del Instituto Materno Infantil de Bogotá, y profesor de pediatría en la Universidad Nacional de Colombia, concibió el proyecto como una respuesta al hacinamiento que existía en el servicio de neonatología del hospital, que obligaba a colocar a más de un bebé por incubadora, propiciando así una transmisión de infecciones, y además como un modo de reducir un posible abandono producido por la separación entre la madre y el niño.

El método fue puesto en práctica, primero con pruebas aisladas y luego aplicándolo casi sistemáticamente. El crecimiento de esta práctica hizo que otras instituciones, tanto colombianas como internacionales, se interesaran en el mismo, y se efectuaron varias evaluaciones científicas para notar su influencia y corregir algunos detalles.

Los padres que se someten a este método deben aceptar una serie de condiciones para llevar adelante la práctica. El recién nacido debe estar las 24 horas en la posición de canguro, lo que implica que quien lo cargue debe dormir semisentado, y nunca debe poner al bebé en posición horizontal, ni siquiera para cambiarlo. Tampoco se lo puede bañar, y todo movimiento o manipulación debe reducirse al mínimo.

Un estudio realizado en 2002 por la Escuela Nórdica de Salud Pública de Göteborg, Suecia, comparó 33 niños prematuros que tuvieron madres canguro con otros tantos que permanecieron en incubadoras. Los resultados arrojaron que los bebés criados por medio de este programa ganaron peso con más rapidez.

El método se implementó con éxito a lo largo de todo el mundo. En Argentina, el primer lugar en ponerlo en marcha fue el Sanatorio Antártida, de Resistencia, Chaco, en 1986, y luego se extendió al servicio de neonatología del Hospital Perrando, de la misma ciudad. Actualmente, el programa cuenta con carácter oficial en la provincia, luego de la sanción, en mayo de este año, de una ley impulsada por la diputada Elda Pértile, quien contó con el asesoramiento del pediatra César Picón, que trabajó más de 25 años en el desarrollo del programa.

Nicolás Parrilla para Clarín

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa chicos contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa chicos suscripcion  

Volver