MAPA BUENOS AIRES CHICOS - KIDS TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos
Noticias
15.12.2013
Una fábrica solidaria de juguetes que se anticipa a la Navidad
La Fundación SI creó un espacio en donde grandes y chicos se reúnen a armar juguetes para ser donados

"Hola. ¿Vienen por primera vez?", preguntan y se abre la puerta de un microclima particular. Lo primero que se ve son estantes repletos de osos de peluche rojo y uno de dos metros dentro de una locomotora de madera gigante. Con los ojos y la boca bien abiertos lo miran absortos niños que apenas pueden caminar, apoyados en las bolsas y cajas con donaciones que se amontonan al lado. Las esquivan la gente que viene y va por un largo pasillo decorado con corazones. Caminan frenéticos, con una energía especial, al compás de los martillazos y el olor a pintura que llega desde el patio.

Todos están haciendo algo. Parece la fábrica de juguetes de Papá Noel del estilo película navideña de Hollywood. Pero allí los duendes son los niños que, acompañados por sus padres, se suman a la campaña que la Fundación SI realizará hasta el 23de este mes. Con ella pretende fabricar 5000 juguetes para repartir en Nochebuena y Año Nuevo a personas en situación de calle, junto a 7000 empanadas, unas 580 docenas, que se cocinarán desde el 19 de diciembre. El objetivo es doble. Por un lado, invitara la familia a sumarse a una actividad solidaria; por otro, ayudar a las personas con menos recursos. 

Apenas se abre el portón de Carranza 1962 dan ganas de ponerse a trabajar. De tomar un martillo, algunas maderas y crear juguetes. De hacerse de un pincel y comenzar a colorearlos. O de coser un par de medias para convertirlas en muñecos. "El momento que los más chiquitos te dan el juguete terminado es único", dice Manuel Lozano, uno de los responsables de la fundación, a LA NACION. Allí hay actividad durante el año con la organización de las salidas nocturnas que se realizan para asistir con ropa y comida a unas 800 personas. "La idea de la Fábrica surgió hace un mes, pero se viene gestando desde 2012, cuando dijimos «hay que hacer algo más grande»", agrega Lozano.

La casa, propiedad de un actor que la prestó a la Fundación, está dividida en áreas temáticas. Hay voluntarios que se ofrecen como guías de los colaboradores novatos. En una breve recorrida explican cómo funciona la Fábrica. La primera estación es la sala de muñecos que se crean a partir de medias donadas. "Para esta Navidad ya tenemos el material suficiente. Después seguimos recibiendo donaciones", dice Daniela, la coordinadora de la sala. A continuación se encuentra la sala de costuras; allí se cosen los muñecos que luego pasan al sector donde se les dan las "personalidades", con botones, lanas y pinturas añadidas al cuerpo. Es el ambiente preferido de las abuelas y sus nietas, que parece un atelier por los trazos de pintura salpicada en todas las paredes. No es desprolijidad, está decorado así puntillosamente como el sector de accesorios para nenas, con bolas de cristal colgando del techo. Allí se están fabricando hebillas, vinchas para el pelo, collares, llaveros y agendas.

"No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con gran amor", es la frase escrita en uno de los corazones colgados en el pasillo que conduce al patio y a un galpón, en el fondo del terreno. Sentados en pequeñas sillas hay niños y adultos que lijan madera y las pintan. Se escuchan martillazos entre el murmullo que generan las ideas para volcar en la madera. Entre el barullo, un rubiecito de pelo enrulado que está aprendiendo a caminar se cruza con los brazos extendidos y babeando. Parece un jardín de infantes. "Son los lugares más didácticos de todos", explica Gastón Palacio, un voluntario de la Fundación.

Las sensaciones penetran en el cuerpo. La sinergia especial se completa con la música del dúo Alvarado Godoy que inunda el patio. De un suave acordeón y una dulce guitarra salen versiones inéditas de Los Redondos que acompañan la tarde. Nada puede ser mejor que ese momento.

"Ayer vine con un amigo y hoy me traje a la familia. La abuela se vino toda arreglada como para ir a misa, pero igual le está dando al pincel", dice Nahuel. A su derecha está su hijo, Iván. A su izquierda, la nona Marta. Tres generaciones de la misma familia en un rincón de una mesa para terminar unos cubos que completarán el tablero del TaTeTi. "Es muy mágico todo lo que pasa porque apenas entrás y ya te pones a trabajar. Y es terapéutico encontrarte en este lugar después de toda la violencia que vivimos en la semana con los saqueos", dice Nahuel. La abuela, muy enfocada en unos cubos que está pintando de azul, mira y sonríe. "¿Si me mancho? Qué me importa, ya lavaré la ropa."

Los juguetes de madera que más se fabrican son el dominó, el ludo y el TaTeTi. Pero hay quienes buscan diseños más sofisticados y se arriesgan a fabricar autos, aviones, casas, robots y rompecabezas. "Estoy buscando las partes para hacer un autito -dice un grandote de barba porque ya lo intenté y no me salió". Después de encontrar las maderas que necesitaba se sentó en una mesa al lado de Malena y Lucía, compañeras de colegio de 9 años, a esperar a dos amigos. Lo elaborado tiene varios destinos. Hay juguetes que ya están embalados en cajas etiquetadas: irán a Neuquén, Córdoba, Salta, Misiones, La Rioja, donde hay sedes de la Fundación SI.

"Cuando entran, los pibes ponen una cara de fascinación increíble", cuenta Manuel". Imaginate, se pasan una tarde entre juguetes, fabricándolos. Algunos lloran cuando se tienen que ir, pero todos entienden que los juguetes son para regalar", agrega. Después del trabajo, y los fines de semana, son los momentos de mayor concurrencia.

El patio parece un recreo. Los niños siguen ensuciándose con pintura, se sacan fotos con su mamá mostrando el juguete terminado; otros saltan charcos, juegan con las ramas o pasean. Los más grandes sacan sus iPads y teléfonos para grabar las canciones de Alvarado Godoy, entre sillitas pintadas de colores, estrellas que cuelgan de los árboles, renos y duendes que miran desde el techo. Un corazón gigante los contempla colgado en la pared. "Creo en los milagros, no como algo mágico que sucede, sino como el resultado del amor en acción."

 Hasta el 23 de este mes

Todos aquellos que deseen acercarse a la Fábrica de Juguetes podrá hacerlo hasta el 23 de este mes. Todos los días, entre las 11 y las 22, en Carranza 1962, donde funciona la Fundación SI. Allí, además de fabricar juguetes de madera, se reciben donaciones de ropa y alimentos, que también se pueden acercar a cualquier sede de la red de gimnasios Megatlon.

Mauricio Giambartolomei para La Nación

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa chicos contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa chicos suscripcion  

Volver