GUIA Y MAPA BUENOS AIRES GAY - TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos | Links
Noticias
04.12.2010
Marilina se despide en el escenario
En un homenaje que repasa su trayectoria, se presenta junto a artistas invitadas en el Opera Citi

Dicen que no suele dar entrevistas. Es verdad. Pero este último tiempo dio muchas. Dicen que tiene bajones profundos. Es verdad. Pero esta vez decidió una vez más salir a ponerles el pecho a las balas. Dicen que no sale mucho. Es cierto. Su salud la volvió muy casera, ya desde hace tiempo. Sólo eso se dice de ella. Lo demás lo dijo ella misma siempre: en sus canciones. No hace falta conocerla mucho más porque Marilina Ross siempre fue una de las artistas argentinas más transparentes.

Cuando abre las puertas de esa casa soñada que tiene la tranquilidad del campo en medio de la gran ciudad uno la encuentra a ella, sin verla todavía. Paz, música de fondo, buen gusto, naturaleza. Y luego allí aparece ella, todavía con cierto aire años 60, la misma de esas canciones que pintan su alma y su historia. Dulce y valiente al mismo tiempo. Sensible y sensata. Encuentra su propia poesía hasta en las cosas más sencillas como acurrucar a su perro o levantar una flor que se cayó en su jardín.

Es la de "Puerto Pollensa", "Casi sin querer", "Escaleras mecánicas", "Soles", "Como mis padres" y "Mis hijos naturales", entre tantas canciones. Todos esos temas y otros más, hasta contar 30, serán el repertorio de Uno + Uno , un homenaje a su trayectoria, que compartirá con grandes intérpretes el miércoles y el jueves en el Opera. Ese es el motivo principal por el que decidió volver a abrir la puerta de su casa. Se quiere despedir.

"Esto se le ocurrió a Sandra Mihanovich, que me veía sin hacer nada. Me impulsó a hacer algo y lo organizó. Convocó a Patricia Sosa, Julia Zenko, Claudia Puyó y Paula Almerares, todas acompañadas por Angel Mahler para cantar mis canciones. Sandra y yo también cantaremos. Yo, pocas. Repartidas entre tanta gente talentosa, me tocan cinco. Me quedé con «El payaso del amanecer», «Se puede» y, entre todas, haremos «Puerto Pollensa», «Soles» y «Danza»", explica Marilina con una discreta felicidad en esos ojos enormes. Claro: es fácil de entender que esas gigantes de la canción melódica comprometida, todas juntas, se llevarían muy bien con los decires de este símbolo del mundo artístico argentino que aúna música, cine, teatro y televisión. "Cada cual eligió la canción que quería. Bueno, hubo peleas por «Puerto Pollensa». Todas querían hacerla -comenta muerta de risa-. Pero lo resolvimos repartiéndola entre todas."

Es que ese clásico que cuenta la desenfrenada historia de amor que alucinaba a un gordito de gafas es de esas letras difíciles de olvidar desde el comienzo hasta su final. En su último disco-libro Más que un sueño se atrevió a adaptarla a ritmos flamencos.

"Para mí, es una alegría muy grande escuchar mis canciones bien cantadas. Me da mucho placer escucharlas. Ya lo hicimos en La Plata y nos quedamos con ganas de volver a hacerlo; por eso lo repetimos en Buenos Aires", explica.

-¿Le costó convencerte a Sandra?

-Un poco. Porque, desde hace años, me estoy retirando de a poquito, sin que se note? En realidad, para que yo no me dé cuenta.

-¿Por qué esa retirada a paso lento?

-Por problemas de salud. Tengo enfisema y eso dificulta mucho mi desempeño. Ya no disfruto tanto estar sobre el escenario porque no llego con el aire; no me puedo mover; tengo que sentarme? Por mil cosas, no lo disfruto como antes. Entonces, ya decidí irme silbando bajito.

-Pero ¿se extraña?

-Sí, mucho.

-¿Cómo hacés para tapar ese vacío?

-A través de mi blog. Escribo mucho. Además, edito los videos y los posteo yo misma. Ahora me ocupo casi exclusivamente de eso. Lo hago sentada, no me canso y está muy bueno.

-¿No pensaste en un libro con todos esos escritos?

-No sirvo para eso. Escribo lo necesario. Y mi vida ha sido tan contada? En cuanta canción mía está mi vida. Ahí no miento. En algunos reportajes tampoco miento. En algunos -recalca-. Ya no podría aportar demasiadas novedades.

-¿Ya no pensás en canción, entonces?

-Siempre compuse porque tenía una gran necesidad de hacerlo. Eso ya no me está pasando últimamente. No me viene esa urgencia de dejar hecha una canción. Pienso más en cómo se hace un karaoke; me pongo, lo saco y lo subo al blog. Me gusta más ir hacia cosas distintas, nuevas. La búsqueda, más que lo recorrido. Eso de durar y transcurrir no nos da derecho a presumir.

-No salís mucho?

-Es verdad, estoy muy casera. Me agobia ya salir. No me puedo mover mucho, me fatigo y me tengo que sentar enseguida. Eso es bastante incómodo. Tengo la mitad de los pulmones funcionando. Lo mejor que me puede pasar es que el enfisema no avance, que se detenga aquí donde está. Hasta ahora lo estoy deteniendo. Tengo lo que tenía Sandro.

-¿Tenías una relación estrecha con él, verdad?

-No nos veíamos muy seguido, pero sí teníamos relación. El estaba mucho peor que yo. Pero se tomaba todo en joda. Me decía: "No tenés nada; dejate de embromar".

-¿Cómo ves a la Argentina hoy?

-Creo que estamos pasando por un muy buen momento en el país. Se están llevando adelante los juicios, de buena manera, con altura y con seriedad. Era algo que estaba pendiente y era necesario que sucediera. Estoy muy de acuerdo con este momento del país. Sufrí mucho la muerte de Néstor Kirchner. Era bastante seguidora de él y lo soy de Cristina. Estoy muy de acuerdo con sus formas de gobierno. Soy peronista de toda la vida. Esto no es nuevo y es bien conocido por todos. Y los Kirchner son peronistas.

-¿Cuál es tu refugio?

-Esto: mi casa, ver películas, escuchar música o charlar. Las charlas me gustan mucho. Suelo invitar amigos a comer.

-Bueno, no estás sola?

-No, para nada. Además, estoy con una relación muy linda de pareja desde hace un par de años.

-¿"Un par" son dos, o estamos disimulando más?

-Bueno, sí, un poquito más? Tal vez diga "un par" para quitarle importancia.

-¿Te casarías ahora que se puede?

-No, no, no? A mí, los compromisos me ponen muy nerviosa. Me sacan urticaria. Ningún compromiso. El aquí y ahora es lo más importante que tenemos. El lazo es el corazón.

Pablo Gorlero para La Nación

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa gay contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa gay suscripcion  

Volver