GUIA Y MAPA BUENOS AIRES GAY - TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos | Links
Noticias
28.02.2011
Recorrido por la vida del rey de la copla
Miguel de Molina, en el recuerdo

Un nombre despertó recuerdos, sonrisas y un legado. Ese nombre que la juventud desconoce fue, en sus tiempos, un pionero. Se insertó en un mercado que no le correspondía, desafió a través de su actuar a gobiernos, introdujo dentro de la música española un atuendo y creó para muchos un nuevo universo donde no hacía falta travestirse para cantar copla; de España a Argentina viajó, se instaló y a casi veinte años de su muerte volvió a aparecer en Buenos Aires, esta vez como protagonista de la muestra Arte y Provocación, que se exhibe desde el viernes pasado y hasta el 27 de marzo en el Centro Cultural Recoleta, Junín 1930.

La exposición de Miguel de Molina refleja a quien fue conocido como el rey de la copla, a través de fotos, cartas, dedicatorias de sus amigos argentinos y españoles, afiches de teatro y de películas, el espejo de su camarín y, quizá lo más significativo, su máquina de coser y una colección de más de 30 prendas diseñadas por él mismo. Así, se convierte en un recorrido por los momentos más importantes de su vida artística y social.

"A la memoria del tío, un grupo de amigos y de admiradores de Miguel decidimos emprender un trabajo de recolección de todo el material que él tenía disperso por Buenos Aires y España", contó Alejandro Salade, sobrino nieto de Molina y director de la muestra que recorrió España y ahora llegó a la Argentina.

Las dos salas del Centro Cultural Recoleta no dieron abasto el día de la apertura. Personalidades del espectáculo como Pipo Pescador, Horacio Ferrer, Eduardo Blanco y Jorge Luz; el embajador de España Rafael Estrella y el ministro de Cultura de la ciudad, Hernán Lombardi, recorrieron las salas junto al público.

"Esta muestra es maravillosa; conocí a Miguel como espectador y después como amigo", contó Jorge Luz, después de ser interrumpido por una señora que recorría la muestra con amigas y que al verlo se le acercó, y le pidió: "Por favor, cante un poquito".

Nietos y nietas acompañaron a sus abuelos que se detuvieron a ver las fotografías y dedicatorias para Molina de distintas celebridades que se exhiben en la primera de las salas. Allí, retratados, aparecen Tita Merello, Hugo del Carril, Susana Giménez, Joan Manuel Serrat, Isabel Sarli, Niní Marshall, Juan Domingo Perón, Eva Duarte, Lola Flores, El Cigala y Pichuco Troilo, entre otros.

"Tanto amor, tanta vida. Son felices los argentinos, que hayas decidido vivir entre nosotros, aquí te quedarás siempre en nuestra memoria, aunque tu patria amada te reclame. Te quiero", versa la dedicatoria hecha por Mercedes Sosa. "A mi amigo con todo amor y admiración que siento por su arte y su persona", escribió Paco de Lucía. "Te empujan a la tierra, Miguel; ¿cómo pensarían sacarte de nuestra memoria y de nuestros corazones? Mi homenaje respetuoso y tierno desde mucho tiempo", firmó Joan Manuel Serrat por los años 80.

En una pantalla, se proyectan fragmentos de su vida, así se lo puede ver joven y vestido con sus blusas típicas. Afiches de películas, como Esta es mi vida, Luna de sangre y Las cosas del querer, esta última inspirada en su historia, que incluye elementos de ficción, ilustran el camino hasta la segunda sala.

Una cortina roja separa las dos partes de la muestra, al atravesarla surge una suerte de vestuario real, donde blusas anchas de colores impactantes -fucsias, rojas, verdes y amarillos-, chalecos decorados con piedras, zapatos con taco -algunos con punta redonda saturados de tonalidades fuertes- y una máquina de coser antigua dan un panorama de lo que fue la gran pasión de Miguel de Molina: el vestuario.

Cuenta su sobrino nieto que lo acompañó en sus últimos años de vida, que el artista malagueño empezó como bailarín y que por esa época, los años 30, eran las mujeres quienes cantaban copla. Entonces, los hombres se travestían. "Mi tío desafió la medida y decidió hacer sus blusas, pintarse los labios, ponerse anillos grandes y cantar copla sin la necesidad de travestirse", explicó, y agregó: "El diseñaba y si tenía que agarrar la aguja y el filo no tenía ningún tipo de problema. En su casa tenía telas, rollos que traía de Estados Unidos y de Francia".

Los trajes son sin dudas el gran atractivo de la exposición. "Se conservan así porque estaban hechos con telas especiales", aseguraron Alicia y Marta, dos amigas que fueron a la exposición porque es como "revivir viejas épocas".

Homosexual y republicano, Miguel de Molina partió de su país natal en la época de Franco para instalarse en éste, que adoptó casi como propio. "Su corazón latía porteño. Por eso, sus restos yacen en el Panteón de los Artistas en el cementerio de la Chacarita, a pesar de que Málaga quiere que sean trasladados para su tierra natal", contó Alejandro Salade.

La nuestra va a estar en territorio argentino por varios meses. Según su director, luego del Centro Cultural Recoleta, va a estar en La Plata, Mar del Plata, Córdoba y en San Luis, entre otras ciudades argentinas.

"Esto es maravilloso, vengo por papá, que tiene 99 años, y estuvo toda una vida escuchándolo, para contarle todo lo que veo. Descubrí que lo que me ha dicho es poco", afirmó Iara Pereira Mendes, después de recorrer las dos salas.

Dolores Moreno para La Nación

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa gay contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa gay suscripcion  

Volver