GUIA Y MAPA BUENOS AIRES GAY - TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos | Links
Noticias
30.05.2016
No se puede vivir del amor, y mucho menos sin él
El ciclo que conduce Franco Torchia en la medianoche por AM 1110 está dedicado a las complejidades de la diversidad sexual
A Franco Torchia lo conocimos de a poco. Primero fue su voz, que llegaba en off en el mítico programa Cupido, que tenía lugar en Much Music (y más tarde en TBS) y que se convertiría en un ciclo de culto. Más tarde sí fue su figura toda, sus ideas y los cruces con otros integrantes e invitados de Intratables. Pero este espacio es para hablar de uno de sus lugares en el mundo, la radio: desde hace cuatro años conduce No se puede vivir del amor en AM 1110, Radio de la Ciudad (lunes a jueves, de 0 a 2). La diversidad sexual es el hilo conductor del ciclo y su impronta es la misma que le conocimos en TV: ironía, sarcasmo, crítica social y un agudo análisis de las distintas situaciones que plantea su audiencia.

"Veo que a la medianoche se programan ciclos. No se puede vivir del amor contribuyó a activar un horario que estaba desatendido", entiende el locutor y periodista, de 39 años. "Éste es un ciclo tan intenso como yo -agrega-. Las personas que comparten sus medianoches con nosotros tienen historias de vida y un impulso de confesión muy fuerte. Siempre es muy movilizador hablar de los deseos, de la diversidad sexual y de darnos cuenta de cómo nos fuimos construyendo como sujetos deseantes."

Para Torchia, en el programa se brinda ayuda a personas "que no pueden salir del closet, o que tienen dificultades sexuales, afectivas, de relación, que viven solas por decisión o por destino, o que han sido abusadas sexualmente", señala el conductor. "En lo personal no sólo me costó salir del closet -agrega-, sino también reírme de mí mismo. Últimamente estoy diciendo en la apertura que la vida de muchos de nosotros es una vida que va del muro de los lamentos a la pista de baile y de la pista de baile al muro de los lamentos. La vida de muchos gays, travestis o de jóvenes y adultos que intentan organizarla de otra forma que no se corresponde con las maneras clásicas de asociación afectiva son vidas con dolor, golpe, maltrato, pero también con escándalo: nos gusta el escarmiento, escandalizar, hacer batifondo. Esto tiene muchísimo que ver con la tradición de la diversidad sexual en la Argentina. Sin ese batifondo, la Argentina no sería un país en el que hay un marco legal para la diversidad sexual, a pesar de que sigue habiendo discriminación, como en Salta por ejemplo, y lo decimos a diario."

-¿Cómo lo recibe la audiencia?

-De maravillas: nos llaman, se comunican por Internet y a través dewww.buenosaires.gob.ar/radiociudad. Las ONG y los interesados en cuestiones de diversidad sexual escuchan mucho el programa. Cumplimos con una función social concreta, que es ayudar a los que nos escuchan, aunque muchos no quieran salir al aire. El año pasado escribí una nota en Clarín en la que conté que fui abusado sexualmente de niño. Lo hice porque entiendo que el periodismo es un ejercicio individual, primero. Y a partir de ese momento recibimos decenas de llamadas de historias como la mía. La primera locutora trans egresada del ISER, Diana Surco, consiguió trabajo en el informativo de la radio. Les conseguimos empleo a otras personas trans y evitamos que tuvieran que trabajar en la explotación sexual, que es el destino mayor del grueso de estas personas en este país. Cada vez más el destino de las personas trans es la prostitución. Y siguen viviendo un máximo de 40 años como promedio.

-¿Quiénes te acompañan?

-Tengo una columnista, Jorgelina Salinas, que es travesti, y que hace "Historias de chongos". Nunca tuvo que prostituirse, porque tuvo la suerte de ser aceptada por su familia, que además es de clase media alta, y es experta en hombres. Queremos desteñir esta pátina de sordidez en estas historias que en realidad no tienen nada de sórdidas. La visibilización de estas cuestiones es capital para el programa. Romina Perkins es una gran productora y también realiza su aporte musical. Le damos un sonido muy especial al programa, no suena como un ciclo de AM (la música original es de Federico Aro). La operadora es Lucía Méndez; los miércoles participa Krosita, que es Mariel Morán, muy urticante, muy crítica. Con ella hacemos un programa que se distancia del contenido del resto de los días y apunta más a la cultura chatarra. Y está mi marido, Tomás Balmaceda, periodista y filósofo, con su columna semanal: "Vidas inusuales".
Alicia Petti para La Nación

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa gay contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa gay suscripcion  

Volver