GUIA Y MAPA BUENOS AIRES GAY - TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos | Links
Noticias
04.01.2009
El excéntrico hombre del piano elegido por el jet set
Viene por segunda vez al país en el marco de la gira The Rocket Man. Amigo de las celebrities, dejó las drogas y el alcohol y se abocó a las causas sociales. Pidió que parte de lo recaudado en su concierto sea donado.
El 25 de marzo de 2007, Elton John cumplió 60 años. Los festejó con un gran show en el Madison Square Garden de Nueva York, con su amigo Bill Clinton dedicándole unas palabras, recital que pronto se transformó en un CD y DVD. Ahí se inició su gira mundial The Rocket Man, que después de recorrer más de sesenta ciudades alrededor del mundo, llega por fin a la Argentina. La presentación será el 22 de enero próximo (única función), en el estadio de Boca Juniors, y la abrirá el cantante inglés James Blunt (el del hit You are beautiful). Las entradas van desde los $ 110 a los $ 650 (Vip Platinum), y parte de lo recaudado será destinado a fines benéficos para las poblaciones más carenciadas, según anticiparon los organizadores. Es que desde hace bastante tiempo, el músico colabora con distintas causas sociales. En 1992, tras la muerte de uno de sus mejores amigos, decidió dejar atrás las drogas y el alcohol, y fundó la Elton John AIDS Foundation, una de las mayores entidades que se dedica a combatir el sida, logrando hasta el momento recaudar más de 125 millones de dólares.

Nacido como Reginald Kenneth Dwight, con un padre trompetista de una banda militar, Elton John empezó a tocar el piano a los cuatro años. A los once consiguió una beca para estudiar en la Royal Academy de Londres. Por ese entonces comenzaron sus problemas de vista y no le quedó otra que ponerse anteojos. Eligió el modelo que usaba su ídolo de entonces: Buddy Holly y ese sería el primer paso para armar de él mismo un personaje de lo más excéntrico, creándose una estética propia más allá de las modas del momento. Seis años después, abandonó la academia para dedicarse a la música pop y eligió su nombre artístico homenajeando a dos músicos amigos: el saxofonista Elton Dean y el cantante Long John Baldry. Después de participar en algunas bandas locales con cierto reconocimiento, en 1967 se contactó a través de un anuncio en el diario con Bernie Taupin, poeta y letrista, con quien compuso varias canciones; la primera que hicieron juntos, Lord you made the night too long, fue un gran éxito aunque el verdadero le llegaría años más tarde con su disco solista Elton John. A partir de allí el mundo entero empezaría a conocer su música. Los años '70 fueron suyos. En 1971 consiguió colocar cuatro álbumes en simultáneo entre los diez primeros de Estados Unidos, algo que hasta el momento sólo habían logrado Los Beatles. Compuso junto a John Lennon Whatever gets you through the night, un súper hit; más de cien mil personas lo escucharon en Los Ángeles, le dieron una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y el jet-set enseguida lo incorporó a sus filas. Es que Elton John era todo un personaje no sólo en escena: vestuario extravagante, pelucas, sus infaltables anteojos –todo muy glam rock–, y algunas declaraciones "escandalosas" sobre su sexualidad. Pero por sobre todo, un gran músico: excelente pianista y compositor, con una muy buena voz y el trabajo en sociedad con Taupin para las letras hicieron una combinación imbatible.

En 1978 sorprendió anunciando su retiro pero le duró poco más que un año. Volvió y se convirtió en el primer artista occidental en realizar una gira por la Unión Soviética. A mediados de los '80, alejado de Taupin, comenzó a moderar su imagen y fue virando su música hacia lo melódico. Empezaron a hacerse públicos sus problemas de adicciones pero sus composiciones le siguieron dando buenos resultados. En 1984 se casó con una mujer –la ingeniera de sonido Renate Blauel–, cosa que sorprendió a muchos ya que él se había declarado bisexual. Pero duraron poco: apenas cuatro años. Tiempo después confesó que, en ese entonces, él ya sabía que era homosexual pero no se animaba a admitirlo.

Le siguieron unos años de altibajos, tanto en lo profesional como en lo emocional. Hasta que en 1992 conoció al cineasta y diseñador David Furnish, quien lo ayudó a dejar definitivamente las drogas, lo acompañó en su lucha contra la bulimia y su vida se enderezó. En 1994 su trabajo en la banda sonora de la película de Disney El Rey León le trajo otra vez un importante reconocimiento al ser coronado con dos grandes premios: un Grammy y un Oscar a la mejor banda musical. Su siguiente gran éxito nacería de una desgracia: la muerte de su amiga Lady Di, la princesa de Gales, lo inspiraría a reflotar el tema Candle in the wind (escrito junto a Taupin tiempo atrás, originalmente para homenajear a Marilyn Monroe), canción que se transformó en el single más vendido en la historia mundial de la música.

En 2005 volvió a pasar por el altar, después de doce años de noviazgo con David Furnish, convirtiéndose en la primera unión civil legal de homosexuales en Inglaterra tras modificarse ciertas leyes. Pronto se casaron setecientas parejas más. La ceremonia fue en el Ayuntamiento de Windsor, el mismo lugar donde meses antes había contraído matrimonio el príncipe Carlos con Camila, y sólo participaron algunos familiares. A partir de entonces, su marido lleva colgada al cuello una cajita donde guarda un mechón de pelo del cantante y una foto de cuando este era bebé: "Es un talismán que me protege", explicó.

En los últimos años se le dio por incursionar en el mundo teatral: ha compuesto la banda sonora del musical Billy Elliot (y cada vez que fue a las funciones salió a saludar al escenario luciendo un tutú rosa). En estos momentos está terminando de escribir un musical sobre un hombre enfermo de sida, muy simpático, gay, que alguna vez tuvo mujer e hijos a los que abandonó y ahora debe enfrentarlos. Y, a pesar de insistir en que la pieza no es nada graciosa, dijo que como protagonista quiere a Ben Stiller.

El anfitrión de los famosos

Apenas se hizo conocido, Elton John pasó a formar parte del jet set internacional, más allá de su timidez y sus fobias, confesadas públicamente por él mismo. Durante años participó en los eventos más top y dio fastuosas fiestas en sus mansiones. Este año, como Vanity Fair decidió cancelar su tradicional fiesta después de la entrega de los Oscar para solidarizarse con la huelga de guionistas, él decidió hacer la suya. Pero no contaba con que Madonna tendría la misma idea y hubo una competencia entre ambos músicos a ver quien conseguía más celebrities bailando en sus propios jardines. Mientras él le abrió las puertas a Lionel Richie, Simon Cowell, J. C. Chasez, Larry King y Sean Penn, ella ofició de anfitriona a Tom Cruise, Katie Holmes, Cameron Diaz, Demi Moore, Ashton Kutcher, Drew Barrymore, Owen Wilson, Penélope Cruz… quedándose claramente con la victoria.

Pero este costado frívolo se equilibra con las grandes campañas que Elton John realiza a través de su fundación para ayudar a combatir el sida. Ya son sesenta los amigos que ha perdido, entre ellos el cantante de Queen, Freddie Mercury: "Quedé devastado al ver a amigos y seres queridos morir por esta terrible enfermedad", confesó, y es por ello que busca distintas maneras para recaudar fondos más allá de sus recitales. Por ejemplo, hace poco donó 120 motos a Lesoto, país africano con uno de los índices más altos de esa enfermedad, sacó una línea limitada de relojes carísimos para juntar fondos para su fundación y compuso una canción de amor para un seguidor a cambio de 750 mil euros que tuvieron el mismo destino. A los invitados de su casamiento (Rod Stewart, Liz Hurley, Madonna, Donatella Versace, Victoria Beckham y Hugh Grant entre otros) les pidió que no les hagan regalos sino donaciones.

Saula Benavente para Diario Perfil

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa gay contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa gay suscripcion  

Volver