GUIA Y MAPA BUENOS AIRES GAY - TRAVEL GUIDE & MAP - BY CIRCUITOS CORTOS
HOME | ¿Quiénes Somos? | Publicite Aquí | Contáctenos | Otros Circuitos | Links
Noticias
22.02.2010
Ronnie Arias vuelve a las fuentes con Saraza
Se lo escucha todas las tardes, por La 100.

Tiene 48 años y ha impuesto su estilo humorístico y verborrágico a través de la TV abierta y del cable. Ahora, a los 48 años, Ronnie Arias, un personaje que derrocha simpatía, conduce, desde hace un mes, Saraza, por La 100 (FM 99.9), de lunes a viernes, de 13 a 17, junto con Alejandra Salas y Natalia Carulias. Ronnie habló con LA NACION sobre este regreso a las fuentes, ya que fue en la radio donde se inició en la década del 90.

"Comencé con Bebe Sanzo, en FM Energy, en 1992 -recuerda-. Es una de las personas con las que más aprendí; es generoso y buen compañero. Me dio un lugar importante y, a partir de allí, no paré. Hasta entonces, yo escribía, era periodista.

¿Qué significa "saraza"?

Quiere decir rellenar, decir cualquier cosa, «mandar fruta». Cuando me llamó Diego Pozo, director de La 100, y me preguntó qué me parecía Saraza , yo le dije que sí, que iba conmigo: yo hice mi carrera mandando «saraza», digamos.

¿De qué se trata tu programa entonces?

Trato de continuar con la línea de comunicación que tiene el programa de Lalo Mir y de Maju Lozano. Nosotros somos más tiernos, los chicos son más ruidosos, hacen una fiesta de todo. Creo que tiene que ver con que acá hay un nuevo Ronnie Arias, en un formato para la familia, para los locales, para la gente que va en taxi. Estoy buscando lugares míos que antes no buscaba; me hace encontrarme con el Ronnie Arias de La liga, pero desde el lado del humor.

El humor forma parte de tu forma de ser.

Para mí, el humor sana todo, aunque tampoco hay que olvidarse de un buen llanto, porque la descarga de energía es impresionante. Lo que tratamos de hacer en el programa es hablarle a la gente de igual a igual y desde el punto de vista de «recuperémonos a nosotros, mirémonos un poco a nosotros mismos». Creo que lo que vieron en mí fue una pata con la que uno se podía comunicar desde los afectos. Y me gusta. Al principio, fue un gran ejercicio, porque yo venía a tirar bombas. De golpe, me di cuenta de que el camino era otro. Estoy experimentando.

Tuviste una gran escuela televisiva.

Me descubrió en la radio Romina Yan, que me escuchaba por radio. Así ingresé a Jugate conmigo, luego trabajé con Susana Giménez y con la gente que hizo Gran Hermano. También me hice un lugar en E!; ahí me mandaban de viaje cuatro días y tenía que traer tres programas enteros. Te levantabas a las seis de la mañana, a las ocho estabas grabando, y así seguías todo el día; recién volvía al hotel a las once. Luego estuve en ciclos de Cosmopolitan, el espacio con Juan Castro, y, claro, La liga. Creo que tengo la disciplina del trabajo duro. Pero en estos programas eran más fuertes las imágenes

En la radio sos vos y tu palabra.

En estos años, me di cuenta de que la comunicación con el público me gusta, me fascina y me funciona, ya sea haciendo casting, entrevistando o atendiendo el teléfono sin filtro como hago en Saraza todos los días. Creo que el tridente [por ponerle un nombre al oyente] recibe esto directo de vos. Las primeras semanas de programas sufría mucho [no sabía si lo estaba haciendo bien], pero ahora miro el reloj, son las cuatro de la tarde, y sólo me queda una hora de ¡show!

¿Volvés a la televisión este año?

Tengo ofertas, pero hoy la prioridad es Saraza. Está La liga, que es un programa buenísimo, pero ahora sé que cuatro horas diarias voy a estar acá. Y yo soy un enfermo del trabajo, no me gusta faltar ni decirle que no a una nota de La liga. Además, en la radio, hicimos escuelita, llevamos un mes haciendo micrófono con el equipo. La gracia era que no bien empezamos a trabajar, ya funcionábamos. Tengo muy buenas coequipière; Alejandra Salas es una maestra, laburar con locutoras así es un gusto. Y Natalia Carulias es actriz y humorista que viene del stand up. Me gustaría que pasen siete años y seguir haciendo Saraza, que nos encontremos entonces y recordemos esta nota como el principio de un ciclo.

Alicia Petti - La nación

Ver más Noticias

 
Contáctenos
mapa gay contacto
Quiero Recibir/Distribuir mapas
mapa gay suscripcion  

Volver